miércoles, 15 de agosto de 2012

MÚSICOS DE ESPAÑA - Cantabria

Con muy buen criterio, Rosa María Conde López, profesora de Piano e Historia de la Música en el conservatorio Ataulfo Argenta de Santander, ha establecido diversas corrientes en el desarrollo de la música Cántabra.

La corriente conservadora (1890-1930) se caracteriza por las transcripciones y armonizaciones de obras populares, que de forma similar reunía las características del nacionalismo musical español.
Durante estos años fueron muchos los compositores que apoyaron el folclore cántabro. No todos eran oriundos de esta región. Una extraordinaria tarea de investigación y recopilación de melodías populares que tenían un sello característico de este folclore. 

Rafael Calleja Gómez
Rafael Calleja Gómez (Burgos 1870 – Madrid 1938), fue un prolífico compositor de zarzuelas y obras líricas. En 1899, con Ruperto Chapí, Sinesio Delgado, Carlos Arniches, y otros artistas, funda la Sociedad de Autores Españoles, cuyo nombre cambió por el de Sociedad General de Autores y Editores. En 1905, como participación en la música de Cantabria editó Cantos de la Montaña. Anteriormente, en 1900,  compuso la Suite Sinfónica Escenas Montañesas. Fue un gran conocedor del folclore de la región cántabra. También compuso, en honor a la ciudad que le vio nacer, el Himno de Burgos.

Ramón Sáez de Adana Alonso
Ramón Sáez de Adana Alonso (Vitoria-Gasteiz 1879 – Santander 1958), fue director de la Banda Municipal de Música en Castro Urdiales, lugar en la que fundó una escuela de música gratuita. En esta escuela se fundó una orquesta. En este centro inició sus estudios musicales Ataúlfo Argenta, que debieron ser básicos pues su iniciación al estudio se realizó en Madrid en 1927. Creó la Coral de Santander, lugar en el que en 1929, nuevamente, nació otra escuela de música, que, posteriormente, se transformó en Conservatorio, donde fue catedrático de Armonía e Historia de la Música. Su aportación como compositor a la música Cántabra, tiene una gran relevancia sus obras dedicadas a la música coral con un marcado acento del folclore montañés.

Luis del Castillo Camús, nacido en Santander, ofreció conciertos a los Reyes en el Palacio de la Magdalena. Es autor de Cuatro composiciones para piano, Polka para piano, María, vals para piano y Balbina, vals para piano, todas ellas publicadas en 1907. No se ha localizado más datos de este compositor.

Máximo Díaz de Quijano
Máximo Díaz de Quijano era amigo íntimo del conocido novelista José Maria de Pereda y tenía como él ideas carlistas.

Pereda, en su juventud, antes de decantarse hacia el género de la novela, escribió varias obras dramáticas, entre ellas tres libretos de zarzuela. Estas obras primerizas fueron publicadas en 1869 en un volumen titulado Ensayos dramáticos del que sólo se editaron 25 ejemplares. Se trata de las dos comedias Tanto tienes, tanto vales y Marchar con el siglo; y las tres zarzuelas Mundo, amor y vanidad, Palos en seco y Terrones y pergaminos. 

La música de Mundo, amor y vanidad y de Terrones y pergaminos corrió a cargo de su amigo Máximo Díaz de Quijano. La primera de ellas se estrenó el 21 de noviembre de 1863 en el Teatro Principal de Santander. Terrones y pergaminos se estrenó en 1866. También fue autor de algunas canciones para tonadilleras y cupletistas.

El Capricho - Comillas - Cantabria
A Díaz de Quijano se le relaciona en muchas ocasiones con Comillas, en virtud de que su hermana Benita casó con Claudio López y López, hermano del primer marqués de Comillas. En 1883  encargó a Gaudí la construcción de una casa en esta localidad, construcción que se terminó en 1885: El Capricho. No pudo disfrutar de este palacete, ya que murió el 7 de julio de 1885. 

José Lucio Mediavilla, (Torrelavega, 1890–1958). Su precoz vocación de organista es captada por su padre. Finaliza sus estudios de piano, violín, armonía y composición en el Real Conservatorio de Madrid. Poco después es primer violín en el Teatro de la Zarzuela de Madrid. Falla le elige para el ensayo y estreno del Amor Brujo, en el estreno de esta obra en Valencia y en Barcelona. Fue autor de numerosas obras, interpretadas por Raquel Meyer, la Fornarina y la Goya. Acompañó al piano a voces primerísimas de su época, como Hipólito Lázaro, Miguel Fleta o Pastora Imperio.

Fue autor de zarzuelas, como La Capa blanca, Los Pícaros estudiantes o Aires de la Montaña. Tras su estancia en Europa, y sobre todo en Roma ocupó la dirección del Conservatorio de Torrelavega. Escribió obras basadas en el folklore de Cantabria.

Salutación a la Montaña
José Lucio Mediavilla


Alfonso Ruiz Martinez (1915-1979) nacido en Laredo. Es autor de la música de la zarzuela La Galerna es considerada como la zarzuela de Laredo. El libreto es de  Ángel Gutierrez Urzúe. Fue estrenada en diciembre de 1941 en el Salón Cantabria, de Laredo.


Mozuca en la Romería
Música de Alfonso Ruiz Martíne
Coro de Voces Graves Los Templarios de Castro Urdiales 


José María Nemesio Otaño y Eguino

José María Nemesio Otaño y Eguino (Azcoitia 1880-San Sebastián 1956), conocido como Padre Otaño. Su obra se ha incorporado a Cantabria por su dedicación a Comillas. Otro aspecto de su vida la hemos reseñado en el apartado de País Vasco. Compositor y musicólogo Ingresó muy joven en la Compañía de Jesús. Fue compositor, pedagogo, y director de la Schola Cantorum de Comillas desde 1910 a 1919. Para la Schola de Comillas compuso muchas de sus mejores obras polifónicas, tanto religiosas como profanas. Entre 1940 y 1951 dirigió el Conservatorio de Madrid, fundó la revista Ritmo, fue presidente de la Orquesta Filarmónica, fue designado académico numerario de la Real Academia de San Fernando en 1940.

Aún no era sacerdote, contando con veinticinco años, cuando planeó el Primer Congreso de Música Religiosa de Valladolid, que se celebró en 1906. Se puede considerar que este Congreso dio pie al desarrollo de la música religiosa en España. También se organizaron sendos congresos en Sevilla y Barcelona. A raíz del Congreso de Valladolid, fundó y dirigió la revista Música Sacro Hispana. Posteriormente, en 1909, publicó la Antología Moderna Orgánica Española. Esta obra tuvo un eco extraordinario en el extranjero y fue básica entre los más importantes organistas de entonces.

Como compositor dedico una atención muy especial al género religioso. La interpretación de sus obras exigía una especialización muy especial, tanto en los coros como en los organistas. Motetes, himnos, el Miserere a cinco voces son difíciles de interpretar, por lo que es raro ver su inclusión en programas de concierto. De estas características es una de sus últimas obras Tota Pulchra. Sin embargo en su cancionero popular religioso evitó la dificultad de otras obras utilizando un  lenguaje más sencillo. Es habitual escuchar Dueño de mi vida, la emocionante Estrella hermosa que conmovió a Enrique Granados. También Himno a San Ignacio de Loyola, Doce cánticos al Sagrado Corazón……..


  Estrella Hermosa
José María Nemesio Otaño y Eguino (Padre Otaño)
Coro Sol Nascente

En el género profano, compuso Suite Vasca, que transcribió Granados para piano, Canción del carretero, La Montaña, Canciones para canto y piano en forma de lied.

El Padre Otaño adaptó un toque militar de ordenanza, para sintonía de Radio Nacional de España




José Ignacio Prieto Arrizubieta (Padre Prieto) (Gijón 1900-Alcalá de Henares 1980)). Jesuita, compositor y director de coros, nació en Gijón el 12 agosto 1900, en el seno de una familia muy religiosa, pues su hermano Luis, pianista, fue hermano coadjutor en la Compañía, al igual que su padre, Jenaro; mientras su hermana y su madre se hicieron religiosas.

En 1909 se trasladó con su familia a Bilbao, pues sus padres querían que los dos hijos varones tuvieran la oportunidad de estudiar con maestros musicales como Jesús Guridi. Eligieron esta ciudad «por la intensidad musical de la misma» (Carlos Muñoz Álvarez).José Ignacio estudió piano, armonía y órgano en el Conservatorio de Madrid.

Entró en la Compañía de Jesús en Loyola el 12 de agosto de 1915, y desde entonces dirigió el coro en casas de estudios: Loyola, Carrión, Oña y en Comillas mientras estudiaba Filosofía. En 1932 fue destinado a Comillas como director de la Schola Cantorum, sustituyendo a Nemesio Otaño (el Padre Otaño) que la fundó en 1910. Durante la guerra civil fue capellán militar. Después de la guerra siguió dirigiendo la Schola de Comillas, a la que elevó a alta perfección, especialmente en los conciertos de Santa Cecilia y Semana Santa, que se transmitían por Radio Nacional de España. Con la Schola organizó giras dando conciertos dentro y fuera de España (París, Berlín, Bruselas, Tokio). 

Durante los años 1955-60 fue profesor en el Instituto Pontificio de Música Sagrada de Roma, sin dejar de volver a Comillas para dirigir  el coro durante la Semana Santa. Al trasladarse desde la  Universidad de Comillas a Madrid no fue posible permanecer en  la antigua Schola, pero Prieto fundó entonces la Coral de Santo Tomás de Aquino de la Universidad Complutense. Fue director nacional de la Federación de Pueri Cantores (desde 1950). 

Pasó los últimos años retirado en Alcalá de Henares, donde murió el 11 de diciembre de 1980.Fue discípulo del Padre Otaño, de quien recibió la orientación precisa para ser compositor, director, organista y musicólogo.

Compuso abundante música coral religiosa, madrigalesca o de raíz popular, sin olvidar la puramente instrumental como lo muestra su notable Sinfonía cántabra. Entre sus obras destacan Responsorios para Semana Santa, Missa Iubilaris (a seis voces mixtas),  Tres coros de estilo madrigalesco, Las hogueras de San Juán y otras.Y en el de la creación de espíritu sagrado, no atenido a la liturgia, debemos recordar las cantatas Pasce oves meas y La caída de Babilonia.


In Monte Olivetti
José Ignacio Prieto
Coro Musicalia
Director Ignacio Nieto



Eustaquio Gurruchaga Oliden
Eustaquio Gurruchaga Oliden (1897-1988), Compositor, organista y director musical. Nace en la localidad guipuzcoana de Aizarna el 20 de septiembre de 1897 y muere en Santander el 8 de junio de 1988. Inicia su formación como organista en Azpeitia y Valmaseda. Durante su estancia posterior en el Seminario de Comillas, amplió sus estudios musicales con el profesor Nemesio Otaño. Al poco tiempo, se trasladará a San Sebastián, donde estudia órgano, armonía y composición, y conoce al organista Luis Urteaga, quien se convertiría con el tiempo en su principal maestro. En 1927 consigue la plaza de organista y director de la Banda Municipal de Ampuero (Cantabria), puesto que ocupará hasta su jubilación en 1963. A partir de 1950, compaginará su cargo de organista de la parroquia de la Consolación en Santander, con la de profesor de piano en el Seminario de Corbán. A lo largo de su vida trabajará también en la dirección de diversos coros y ochotes.

Portada de "Ave María" de Eustaquio Gurruchaga
Compuso varias obras de música religiosa tradicional, trabajando principalmente el género de la misa y el motete. Así, podemos citar obras como Misa de Requiem Tertia (2-3V, órg.), Maria Mater Ecclesiae (3-4V, órg.), Iubilate Deo (3V, órg) o Gaudeamus in Domino (3V, órg) dentro de las primeras; entre los motetes que compuso, contamos con Victimae paschali laudes (3V, órg.), Corazón de mi amable Salvador (3V, órg.) o Ave María (bar., órg), entre otros. Tampoco debemos olvidar sus composiciones profanas. Así, sus canciones para coro, entre las que se encuentran Ecos del mar y Amatxo maitea, la suite romántica para piano, o sus zarzuelas El hidalgo y El mastín, esta última estrenada en el Teatro Pereda de Santander, bajo la dirección del propio autor en 1954.

Se jubiló como director de la Banda de Ampuero en 1963 y hasta su fallecimiento el 8 de junio de 1988, con noventa y dos años, continuó tocando el órgano en innumerables parroquias de Cantabria, dirigiendo coros y componiendo.

Juán José  Guerrero Urreisti
Juan José Guerrero Urreisti (San Sebastián 1901-Arroyo de las Fraguas, Guadalajara1980). Compositor, director y editor. Su padre, director de la Banda de Música Municipal de Reinosa desde 1910, le enseñó las bases del solfeo, la composición y la armonía así como la interpretación del clarinete y el piano. Así, en 1921 pasó a dirigir él dicha banda y en 1925 creó la Agrupación Artística Reinosana, junto a una serie de músicos e intelectuales. 

Ese año compuso su primera zarzuela, El Indiano, y las canciones Las Segadoras, La romería, Popurrí de aires campurrianos, Mozuca en la romería y Canción del pastor
Partitura del Himno a la Montaña, himno oficial de Cantabria
En 1926 escribió la letra y música del Himno a la Montaña, que fue elevado al rango de Himno Oficial de Cantabria en 1987. En 1933 ingresó como socio fundador en el Cuerpo de Directores de Bandas Civiles y revalidó oficialmente en los conservatorios de Madrid y Bilbao los estudios de piano, composición y todas las asignaturas complementarias. 

En 1943 se trasladó con su familia a Madrid y desde 1945 hasta la década de 1970 dirigió y editó la revista Unión de Compositores y Escritores (UCE), con la idea de ser punto de encuentro y lugar de publicaciones para escritores, compositores y artistas en general españoles. En 1958 comenzó una época muy fructífera, en la que compuso No le quiero que sea molinero, Dulce nombre de María, Castellana, Ávila monumental, Cuando braman las olas, la zarzuela A la sombra del henar, la comedia Era necesario un torrente, etc. 

En 1960 obtuvo la plaza de director de la Banda Municipal de Ávila. De su amistad con Gerardo Diego nació en 1971 el himno Pico tres mares, año también en el que estrenó la comedia Iparraguirre, en el Teatro Principal de San Sebastián. 

Se le puede considerar uno de los compositores más representativos de la música regional costumbrista de Cantabria y uno de los creadores de música tradicional y armonizador de folclore. El folclore andaluz le inspiró la zarzuela Oro verde (1952), El Indiano de Cádiz (1951),  la Estampa folclórica norteña (1940) Ay paxarina mía y Ávila monumental. De las 161 obras que componen su orpus, 49 son canciones para coro a capella, 26 para música de voz e instrumento, 20 para banda de música, 15 para piano, 7 obras para agrupaciones instrumentales (música de cámara, rondalla, y agrupaciones folclóricas), 11 obras escénicas (zarzuelas, sainetes y comedias) y 24 libretos de zarzuelas, comedias y estampas.

No dejó en ningún momento su labor musical. Estaba trabajando en la creación de una ópera, Colón, cuando el 14 de abril de 1980 falleció en Arroyo de las Fraguas, de Guadalajara.


Arturo Dúo Vital
Arturo Dúo Vital (Castro Urdiales 1901-1964). Se inicia en los estudios musicales con su hermana Eloísa, quien le enseña solfeo y piano, aunque su vida no parecía ir por ahí, ya que años después comenzaría a trabajar como empleado de Banco en su ciudad natal. Desde su ciudad natal se desplazaba a Bilbao para recibir clases de música en la capital vizcaína. En esta época ingresa en la Sociedad Coral de Castro Urdiales, de la que pronto se convierte en director. Su labor eleva la calidad de la coral, a la que se incorporaran por primera vez mujeres. En 1930 marcha a París para formarse musicalmente con los mejores maestros del momento. Allí ingresa en la École Normale de Musique, donde tiene como maestro de composición a Paul Dukas, junto a Jesús Arambarri y Joaquín Rodrigo y Wladimir Golschmann le imparte clases de dirección en su domicilio. Allí entra en contacto con las corrientes musicales de vanguardia, gracias al estudio y a la asistencia cotidiana a conciertos, y recibe la influencia de Debussy, Ravel, Stravinski, incluso de Wagner, compositor mal considerado por la intelectualidad musical parisina. Regresa a España en 1932 y se instala en Madrid, donde recibe clases de dirección de orquesta de Enrique Fernández Arbós.

Estatua de Dúo Vital en
Castro Urdiales
E 1939 obtiene el primer premio de Composición en Bilbao con Seis canciones montañesas para voz y piano. Posteriormente en el año 1945 se traslada a Villacañas (Toledo) donde fue director de la Escuela y la Banda Municipal de Música. Obtuvo el premio del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife con Seis canciones españolas para voz y piano en 1947. En 1949 es nombrado profesor de solfeo y teoría de la música en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y en 1956 de armonía y composición en la Escuela Superior de Música Sacra. Fue director artístico de la Sociedad Coral de Castro-Urdiales, de los coros del Teatro Lírico Nacional y del Coro Santo Tomás de Aquino de Madrid. Otro premio conseguido en 1955 fue el de Nacional de Música con Sonatina (quinteto para instrumentos de viento).
Fallece en su pueblo natal en 1964.

Entre sus obras figuran numerosas piezas corales, zarzuelas, música de cine, música para documentales y hasta una ópera, siendo quizá la más famosa sus Seis canciones montañesas, para voz y piano. Su primera zarzuela es La princesa gitana, también conocida como La Tonadillera, que recrea la vida de "La Caramba", una famosa cantante del siglo XVIII. Ya en 1953 compone su otra zarzuela, La fama de Luis Candelas
.
Entre sus obras para orquesta destaca la Suite montañesa, Trío para flauta violonchelo y piano, Cuarteto en sol y la ya mencionada Sonatina para quinteto de viento.
Pero sus obras más conocidas y de mayor calidad musical son las de música coral: El metro de doce, Mañanitas floridas, Date la vuelta, Boda sonada, La bella Lola (habanera), etc. Por su obra coral es considerado por muchos como el principal representante del regionalismo musical cántabro.


Coro Valdeluz
Por último, compone la ópera en tres actos El Campeador (1963), con libreto de Guillermo Fernández Shaw, finalizada poco antes de morir.



Jesús de Monasterio y Agüeros
Jesús de Monasterio y Agüeros (Potes – Cantabria 1836-Casar de Periedo 1903 violinista compositor español. Da nombre a uno de los dos conservatorios de Santander, Cantabria (llamándose el otro en honor a Ataúlfo Argenta.

Junto a Pablo Sarasate es el mayor representante de la escuela violinística española, en la que destaca como clasicista. Tras sus primeros estudios, se traslada a Bruselas donde estudia con Bériot.En 1852 obtuvo el premio de honor del Conservatorio de Bruselas. Antes de regresar a España, pasa por París en la que visita a su gran amigo Arístides Cavalle-Coll. Éste le propone ir juntos a ver a un notable artista. Es presentado a Charles Gounod. Desde allí comienza una carrera brillante como virtuoso por Europa antes de volver a instalarse en España para ejercer aquí labores de alta docencia y de organización e impulso de la vida musical. En Madrid fue director del Conservatorio Nacional de Música sustituyendo a Emilio Arrieta, músico de la Real Capilla y académico fundador de la Sección de Música en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Como docente formaría a la mayor parte de los violinistas activos de relevancia en la España de principios del siglo XX.

Participa en el alhambrismo -imitación de la Alhambra de Granada; se ha aplicado a la literatura, a la música y, por supuesto, a la arquitectura y a las artes decorativas-  y su labor es fundamental en la introducción de las obras de Wagner en el panorama musical español y uno de los más importantes difusores de la música de cámara. Junto con el pianista Juan María Guelbenzu funda en 1863 la Sociedad de Cuartetos de Madrid que difundiría por primera vez en España las más importantes obras de cámara del clasicismo y del romanticismo. En 1866, junto a Barbieri y Gaztambide funda la Sociedad de Conciertos de Madrid, clave en el ambiente musical español, con la que se dedica a la promoción del sinfonismo alemán, especialmente las sinfonías.

En sus últimos años se dedica casi en exclusiva a la enseñanza musical, poniendo las bases de la escuela violinística española. En el año 1887 se crea para él en el Conservatorio de Madrid la cátedra de Perfeccionamiento de Violín y de Música Instrumental de Cámara, a la que pasa después de abandonar la suya de Violín. A sus clases sólo tenían acceso los alumnos que hubiesen obtenido primeros o segundos premios en violín en los últimos concursos públicos de la Escuela de Música, a los premiados en concursos de otros países o los que demostraran, mediante un examen de selección las condiciones necesarias para ingresar en dicha clase. Enttre los que pasan por sus manos destacan Eduardo Fernández Murrió, Francisco Torres, Teodoro Ballo, Enrique Fernández Arbós, Andrés Goñi, Julia Rogel, Andrés Gaos o Julio Francés, entre los violinistas, y Juan Ruiz Casaux y Pablo Casals entre los violonchelistas.

Su salud fue siempre débil. Era tal su sensibilidad que un ruido, una discordancia, una torpeza herían el oído de Jesús de Monasterio. En la primavera de 1902, resolvió retirarse a Casar de Periedo.

En el Casino del Sardinero, asistiendo a un concierto del Orfeón Cántabro, al final del mismo, el público insistentemente pide ¡que toque don Jesús! Interpretó Adiós a la Alhambra que fue su último adiós musical.

Falleció el 28 de septiembre de 1903 en Casar de Periedo.


Adiós a la Alhambra (Jesús de Monasterio)
Orquesta Arsian - Director, Juan de Udaeta
Violín, Jesús Reina

Como compositor su obra es fundamentalmente violinística. En ella destacan:
Fantasía original española (1853),  Grande Fantasie Nationale (1855)Sierra Morena (1877),Concierto en Si menor, todas ellas para violín y orquesta.
Para violín y piano Adiós a la Alhambra (1855).
Marcha fúnebre y triunfal (1864)
Scherzo fantástico, compuesto en Madrid en noviembre de 1865, ocorregido en Potes en septiembre de 1866 y estrenado el 15 de marzo de 1868 por la Sociedad de Conciertos de Madrid, bajo la dirección de Barbieri.
Melodía para orquesta (1872), Melodía para violín o violonchelo y piano (1874), dedicada a su amigo, Victor Mirecki.  Estudio de concierto en si bemol (1875), para arpa, oboe, clarinete, trompa y orquesta de cuerda.
Veinte estudios artísticos de concierto por lo que el 21 de octubre de 1878 recibe, en la Exposición Universal de París, la Medalla de Plata.
Y para orquesta de cuerda, Andantino expresivo (1881) y Andante religioso.


Miguel Angel Samperio (1936-2000), compositor, pianista y docente. Recibió sus primeras lecciones musicales de su padre (violinista). Estudio piano en los conservatorios de Santander y Madrid, siendo sus profesores Lutgarda Marañón, Ramón Sáenz de Adana, Amparo Fúster y Victoriano Echevarría.

Formó parte de conjuntos musicales modernos como Los Cántabros. Viajó por Europa, Hispanoamérica y Marruecos. Fue profesor ayudante del Conservatorio Superior de Madrid. En 1966 estudia en París con Nadia Boulanger. En 1969 obtiene la cátedra de Música de Escuelas Normales y se traslada a Santander.

En 1980 funda la Asociación Española de Musicoterapia. Dirigió la sección musical del Ateneo de Santander.. Dos años más tarde estuvo al frente del Aula de Música de la Universidad de Cantabria y de la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado. Organizó conciertos para la Fundación Marcelino Botín y mantuvo sus actividades interpretativas y creadoras, recibiendo encargos de la Caja de Ahorros de Santander, el Festival Internacional de Santander, el Centro de Difusión de la Música Contemporánea y la Asociación de Compositores Sinfónicos Españoles.

Supo combinar su desarrollo artístico con la docencia, siendo uno de los principales impulsores de la nueva generación de compositores surgidos en Cantabria en la segunda mitad del siglo XX, y siendo además un estudioso de la historia de la música.


Voltead Campanas (Miguel Ángel Samperio)
Orquesta y Coro de alumnos del Conservatorio Jesús de Monasterio de Santander
Director, Emilio Otero
Soprano, Rebeca Salcines

Miguel Angel Samperio fue autor de numerosas obras, entre las que destacan conciertos y sonatas para violín, violoncello, orquesta y coro, como la Rapsodia de Canciones Montañesas, Danza primaveral de las abejas, Misa Polifónica Cántabra, Himno a la Universidad de Santander y Danzas Cántabras. La mayoría de sus composiciones han sido grabadas por Radio Televisión Española.
También compuso Diez comentarios teóricos a una idea musical obra escrita y dedicada al Dúo Kotliarskaya-Comesaña.


Ataulfo Argenta (Castro Urdiales (Santander) 1913 - Los Molinos (Madrid) 1958). Se han citado a numerosos compositores cuya aportación musical han llevado al éxito a Cantabria y a España. No se podría cerrar este capítulo dedicado a los Músicos de España de Cantabria sin mencionar a un músico que ha enseñado a Europa lo que es Castro Urdiales, lo que es Cantabria, y, por supuesto, lo que es España.
Su nombre completo era Ataúlfo Exuperio Martín de Argenta Maza. Fue el único hijo de Juan Martín de Argenta y Laura Maza.
Con doce años comienza sus estudios musicales asistiendo a clases impartidas en el Círculo Católico de Castro. Primero fue solista de coro y más tarde inició su aprendizaje de las materias de solfeo, piano, violín y viola.
En 1927 se trasladó a Madrid a estudiar música en el Real Conservatorio de Madrid como alumno de Manuel Fernández Alberdi. Allí destacó rápidamente como pianista. En el año 1931 obtuvo el premio Kristina Nilsson, lo cual le permitió viajar a Bélgica para estudiar con el maestro Armand Marsick en el prestigioso Conservatorio de Lieja, y posteriormente con Winfrend Wolf en Kassel y Berlín.
En el transcurso del año 1935, fue contratado como maestro interino en la temporada de ópera del Teatro Calderón, donde el equipo artístico estaba encabezado por Giacomo Lauri-Volpi y Miguel Fleta. Fue profesor de piano por oposición en el Conservatorio de Kassel (Alemania). 
De regreso a España, le sorprendió la Guerra Civil Española durante una gira de conciertos y se trasladó a Segovia en un intento de acercarse a Madrid. Allí fue movilizado en el Batallón de Transmisiones de Segovia. Tras su desmovilización, se casó con una antigua compañera del Conservatorio, Juana Pallarés Guisasola. Se vio en la necesidad de tocar en teatros y en orquestas menores para ganarse la vida. Finalmente obtuvo una beca para estudiar en Alemania con el maestro Carl Schuricht. Siguiendo su consejo, y después de actuar como pianista con grandes éxitos en España y en el extranjero, se dedicó exclusivamente a la dirección. Fundó la Orquesta de Cámara de Madrid y al año siguiente, en 1945, ingresa como profesor de piano en la Orquesta Nacional de España. 
En 1947 fue nombrado director de la Orquesta Nacional de España, convirtiéndose primero en el segundo director de la institución, y posteriormente en el profesor titular, sustituyendo al ilustre maestro Bartolomé Pérez Casas. Dirigió el Concierto de Aranjuez, de Joaquín Rodrigo en el Teatro Español de Madrd con la Orquesta de Cámara de Madrid. El solista de guitarra fue Narciso Yepes. Estos mismos artistas, repitieron el concierto y el éxito en París.. Posteriormente Argenta y Yepes hicieron la primera grabación en vinilo. Este disco fue el más vendido durante varios años en Europa, América y Japón. A partir de ahí, la carrera de Argenta fue una sucesión ininterrumpida de brillantes éxitos 
Programa de concierto
7 de septiembre de 1947
Fue director invitado de la Orquesta Nacional de Francia. Se especializó en la música romántica alemana y en la música española, sintiendo predilección por el compositor Manuel de Falla. Por su distinguida carrera le concedieron la Cruz de Isabel la Católica, la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, y la medalla de oro de Castro Urdiales estas dos últimas a título póstumo. Además, fue nombrado miembro de la Academia de Bellas Artes en 1956.
Entre sus más reconocidas interpretaciones se encuentran la Rapsodia española de Maurice Ravel y las Danzas españolas de Moritz Moszkowski. Quienes trabajaron con él recuerdan su gran seriedad, maestría técnica y rigor. Dedicó una gran atención al género de la Zarzuela, consiguiendo que las grabaciones de las zarzuelas más importantes fueron las más admiradas.
Su excepcional capacidad como director le llevó a dirigir numerosas orquestas extranjeras y recibió numerosas ofertas para desarrollar su carrera en el extranjero. 
En 1953, Ataúlfo Argenta dirigió las nueve sinfonías de Beethoven en el Festival de Santander, siendo homenajeado por su conciudadanos. En 1955, por razones de salud, se tomó una temporada de reposo. Ya en abril del año siguiente retornó al podium. Este mismo año fue nombrado miembro de la Real Academias de Bellas Artes de San Fernando, para cuya sesión de ingreso preparó un discurso titulado "La dirección de orquesta a través de los grandes maestros.
Pocos días antes de su muerte, Ataúlfo Argenta había conseguido uno de los mayores éxitos de su vida artística, dirigiendo en el Palacio de la Música primero, y luego en el Monumental Cinema de Madrid, el oratorio de Georg Friedrich Händel El Mesías.
Argenta murió en la localidad de Los Molinos, Madrid, en 1958, en extrañas circunstancias: parece que por inhalación de monóxido de carbono en su garaje, donde tenía el coche con el motor en marcha.
El día 31 de enero, diez días después de su fallecimiento, la Orquesta se presentó por primera vez al público sin su admirable director. Los músicos, en pie, interpretaron con impresionante expresión de dolor el coral de la Cantata 140, de Johann Sebastian Bach, escuchada por el público también en pie, y en un religioso silencio.

Este capítulo termina, como no podía ser de otra forma,  con el Himno de Cantabria. El 6 de marzo de 1987 la Asamblea Regional de Cantabria, presidida por Ángel Díaz de Entresotos, mediante la ley 3/1987, acordó convertir el Himno a la Montaña, compuesto en 1926 por el maestro Juan Guerrero Urresti, a instancias de la entonces Diputación Provincial de Santander y con los posteriores arreglos de José del Río Saiz, en el Himno Oficial de la región. Esta interpretado por la Coral Salvé de Laredo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario